Educación Financiera

Las sofipos y su cura para el espanto

Publicado el Lunes 20 de Junio 2016

Tal vez luego de conocer el caso Ficrea tiene temor de guardar su dinero que con tanto esfuerzo ha reunido en las sociedades financieras populares (sofipos). No se preocupe, especialistas le dicen por qué curarse de espanto.
Armando Sánchez Porras, presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo), informó que estas entidades son una figura importante para la inclusión financiera, pues se acercan a quienes se les complica acceder a un instrumento bancario.
Destacó que entre los beneficios están la atención personalizada y que se puede tener mayor rendimiento, y ello no significa que se pueda estar más sujeto a un fraude, sino que su esquema de negocio se está superando.
“Ficrea fue una entidad atípica, en la que sus directivos instrumentaron una estrategia con el fin de defraudar; no puede ser un caso con el que se califique a todo el sector”, precisó.
Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dijo que no se puede satanizar a las sofipos por una que se ha portado mal. Consideró bajo el riesgo de que se repitan estos fraudes. Determinó que para invertir en una sofipo debe adecuarse al perfil de este segmento, que son personas con inversiones no tan grandes.
En general, las sofipos tienen un promedio de ahorro de 7,200 pesos y tienen un promedio de crédito de 15,000 pesos; en Ficrea, el promedio de ahorro era de 800,000 pesos.
“Ficrea era tan diferente que contaba con grandes inversionistas y con grandes créditos, y aunque las sofipos no están limitadas para atenderlos, en el caso de dicha firma su único fin era delinquir”, sostuvo Sánchez Porras.
De acuerdo con la Condusef, en 42 de las 48 sofipos en operación, el seguro de depósito por 25,000 Udis (132,254 pesos) supera por mucho al ahorro promedio por cuenta esperado.
Miriam Chávez, directora general de la Amsofipo, afirmó que el riesgo existe, pero por ello siempre se podrá contar con el fondo de protección.
Si su ahorro supera dicho monto, no es que esté mal invertir en estas entidades, pero debe elegir dentro de todas las opciones financieras cuál es la que más le conviene. La clave es diversificar.
Armando Sánchez afirmó que quienes deseen tener su dinero invertido en una sofipo pueden tener la misma confianza que si lo tuvieran en la banca: “Tenemos las mismas reglas y candados de supervisión por parte de la autoridad; invertir en una sofipo no implica un mayor riesgo”.
Di Costanzo consideró que la clave para blindarse contra imprevistos que le dejen mal sabor de boca luego de invertir es la educación financiera.
Miriam Chávez concluyó que las personas cada vez están más interesadas en la información de la institución donde tienen su dinero. Hay varias herramientas que lo ayudarán a tomar la decisión de inversión más conveniente para usted; como ahorrador puede consultar desde donde esté si la sofipo donde va a invertir es segura.
“Granitos de arena se han encontrado en todas las figuras del sistema financiero, no por ello las demás instituciones están mal”, aclaró Armando Sánchez Porras.
Manténgase informado y protegido
Antes de ahorrar en una sofipo conozca las recomendaciones para reducir el riesgo y tener su dinero en una entidad viable.
  • La Condusef también tiene toda la información correspondiente de todas las sofipos. Revísela.
  • Verifique que esté en el padrón de entidades supervisadas por la CNBV.
  • En el Buró de Entidades Financieras puede conocer detalles de estas sociedades.
  • En la página de la Amsofipo puede solicitar el estatus de cualquier institución del sector.
  • Siempre será mucho mejor ahorrar en una entidad autorizada y supervisada por las autoridades correspondientes.
  • Tenga una relación proporcional entre el seguro de depósito, los recursos ahorrados y la tasa de interés que le paguen.
  • Esté pendiente de las publicaciones que haga la CNBV.
  • Si su monto para ahorrar supera por mucho al seguro de depósito, diversifique su ahorro y no lo tenga todo en estas sociedades.
Fuente: El Economista

La Paz, BCS

Cabo San Lucas, BCS

San Jose del Cabo, BCS

Cd Constitución, BCS

Loreto, BCS

Ensenada, BC

Torreón, Coah.

Delicias, Chihuahua.

Tijuana, BC

Rosarito, BC

Mexicali, BC

Hermosillo, Son

Puerto Peñasco, Son

Caborca, Son

Cd. Obregon, Son

Guaymas, Son

Navojoa, Son

Huatabampo, Son

Guasave, Sin

Guamuchil, Sin

Mazatlán, Sin

Chihuahua, Ch

Puerto Vallarta, Jal